Buscar
  • Festela

¿Por qué consumir Festela?

¡Hola a todxs!


Aprovechando que acaba Black Friday y empieza la época Navideña, hemos querido hacer una reflexión sobre los beneficios que tiene el consumo local. Nos hemos dado cuenta que cada año nos bombardean con publicidad para que consumamos más, ya que estas celebraciones están muy centradas en el consumismo. Eso no significa que no nos encante la navidad y el tiempo en familia, pero queremos recordaros que cuando compramos, podemos hacerlo de manera mas ética.


Para que os hagáis una idea, cada español consume 34 prendas de ropa al año y desecha unos 12 kilos de ropa, según un informe de la Asociación Ibérica de Reciclaje Textil (Asirtex). Aunque nos parezca una barbaridad (que lo es), el estadounidense medio tira 31 kg. El fast fashion, (ropa asequible y muchas veces de poca calidad), responde a unas tendencias de moda que cambian al acelerado ritmo y que imponen celebrities, grandes multinacionales e instagrammers entre otros, y que conlleva un impacto en el medio ambiente que nuestro planeta ya no puede permitirse.


Es por eso que os dejamos cinco razones por las cuales si quieres consumir de manera responsable y darte un capricho, una sudadera de Festela es la mejor opción.


1. MÁS SOSTENIBLE

La moda sostenible está hecha para durar. Gracias a los tejidos de alta calidad que usamos, conseguimos maximizar la vida de nuestros productos sin dañar al planeta. Las tintas que utilizamos para estampar con serigrafía son eco enviromental, los materiales que envuelven nuestro packaging está absento de plásticos y productos contaminantes.


2. CONSUMES UNA MARCA LOCAL

Comprando una sudadera Festela, ayudas a fomentar el crecimiento de diseñadores y marcas pequeñas,  y fomentas la producción de prendas de alta calidad elaboradas de manera artesanal.


3. ECONOMIA CIRCULAR

Intentamos llevar una economía circular donde se optimiza el uso de recursos, y no se generan residuos. En Europa, el reciclaje de materiales y la recuperación de energía a base de residuos, captura sólo el 5% del valor bruto del material original, suponiendo un gran margen para su desarrollo. La economía circular es mucho más rica gracias a todos el conjunto, y nos puede sugerir otros ejemplos de cómo diseñar, producir, comercializar y usar moda de forma más responsable y sostenible.


4. EXCLUSIVIDAD

Todas las prendas están diseñadas, producidas y confeccionadas por nosotras mismas.

Producimos pocas unidades de cada modelo, por lo que cada pieza es única e inigualable.

No seguimos tendencias, por lo que nuestras prendas son fruto de nuestras inspiraciones e inquietudes del día a día. Festela es un reflejo de nuestra pasión por el diseño, el arte y la vida. 


5. APOYAS AL SLOW FASHION

Consumiendo Festela y marcas asociadas al slow fashion, te alejas de la producción masiva, y apoyas un movimiento que promueve valores como el respeto al medio ambiente y al trabajador.

El 70% de las compras de moda rápida son impulsivas (debido a sus precios tirados), las de moda sostenible son elecciones tuyas, conscientes. Tu relación con la prenda cambia y da un giro de 180º, pues la decisión ha sido tuya.

Otro aspecto que mejora la moda sostenible es la responsabilidad y la ética con las personas implicadas en el proceso. Las prendas que cuestan 5€-10€ de muchas marcas fast fashion tienen un coste, el coste del salario no pagado a la persona que las fabricó, el dinero no pagado al agricultor o recolector del material. Esa parte se la ha comido la moda rápida.


No ocurre lo mismo con la moda sostenible, donde la remuneración de los trabajadores está asegurada y es algo prioritario. La moda slow se propone siempre que durante el proceso no haya perjudicados, y, el consumo de la misma, no suponga la alegría de unos y la mala vida de otros.


Nuestros precios son justos durante todo el año en base a la calidad y el esfuerzo que hay detrás de cada una de nuestras prendas. En este universo de moda sostenible en el que estamos implicadas, comprar ropa ya no es solo una cuestión de estilo, va mucho más allá. La moda ética no consiste solo en que una prenda te siente bien, también de que te haga sentir bien.


Nada da mayor satisfacción que saber que esa sudadera que estrenas y que te queda tan bien ha sido fabricada de forma local, en condiciones justas y con materiales orgánicos y que no contaminan el planeta.


#festela #barcelona #slowfashion #fashion #fastfashion #moda

17 vistas